32°C de temperatura ambiente, podemos pensar en ahumar salmón en frío, huevos, fiambres o quesos o… ?

 La respuesta es Sí.

Solamente hay que preparar el horno para que funcione en  forma inversa, es decir que  la temperatura interior sea menor que la temperatura ambiente exterior.

Como?

Sencillamente agregándole unos buenos bloques de hielo en una fuente o bandeja  sobre el piso del horno o en el primer estante.  Así de fácil!!

Cuales son las ventajas?

Podremos bajar la temperatura “ambiente” dentro del horno y de paso, destilamos y condensamos parcialmente los alquitranes más pesados. El ahumado va a ser más aromático y suave.

Luego de que el hielo se derrita, simplemente se descarta  el agua sucia.

 Porque hielo y no heladera.

Se puede pensar que sería práctico ahumar directamente las piezas en alguna heladera vieja (le ponemos tecnología y nos libramos de la bandeja de hielo). Pero tendremos un problema imprevisto, capas de alquitranes se irán depositando en los caños de cobre o aluminio del intercambiador de calor  y va a ser imposible limpiarlos correctamente. El intercambiador de calor perderá su eficiencia y al final no va a funcionar.

Con el hielo, la superficie esta a 0°C y además se va autolimpiando continuamente mientras se derrite,  dejando siempre la capa superficial limpia y a 0°C en contacto con el humo.

Simple y práctico.

Para ahumados perfectos en frío,  un recipiente con mucho hielo dentro del horno

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *